El proyecto surge en 2002 cuando Leo comienza la musicalización de poesías de Marta, en las cuales predominan imágenes de río y luz, desde una mirada urbana. Si bien las primeras letras nacieron a partir del verso libre, a medida que la propuesta se fue desarrollando, las nuevas composiciones se concibieron ya desde la forma canción, impregnadas de la sonoridad latina y del rock acústico. Leo fue plasmando estas imágenes en música, creando los colores propios para cada paisaje, fusionando timbres, armonías y palabras.

El dúo inicial Marta Petrich (flauta y voz) y Leo González (guitarras y voz) invita luego a Fernando Silva (bajo), Diego Sánchez (batería) y Heber Schaff (teclados) para dar vida al proyecto y armar las canciones, comenzando en ese mismo año a grabarlas en estudio. Con esta formación se presentan en diferentes salas de Paraná, y graban seis temas para el Cd "Maga Canción", el cual se completa en 2004/05 con la nueva formación integrada por  Adriano Demartini (bajo),Yamil Isaac (guitarra), Federico Sgarbanti (batería) y Natalio González (piano).